La Tecnología

Cualquier superficie rígida, densa y plana puede convertirse en un altavoz capaz de transmitir sonido uniformemente a lo largo de toda su extensión.

En un sentido estricto, los dispositivos Freedom Driver no son exactamente un altavoz sino un amplificador que transfiere las ondas sonoras a las superficies con las que entra en contacto, convirtiéndolas en un altavoz omnidireccional de 360º.

Las propiedades acústicas de los materiales de estas superficies, así como sus dimensiones y formas, ofrecerán diferentes respuestas en frecuencias lo que permitirá experimentar y disfrutar de una gran variedad de sensaciones.

Cada Freedom Driver dispone de un corazón “vibrante” construido con lo que en el campo de la ingeniería y la investigación se denomina “materiales inteligentes” y más concretamente como “Giant Magnetostrictiver Materials” (GMM) que son capaces de convertir la energía eléctrica/magnética en energía mecánica/acústica.



Los materiales magnetostrictivos cuando se imantan, cambian ligeramente sus dimensiones, expandiéndose o contrayéndose en la dirección de imanación.

 Esta deformación elástica reversible, inducida magnéticamente, se denomina magnetostricción y durante más de 70 años ha sido empleada en la fabricación de transductores para generar vibraciones mecánicas ultrasónicas en el desarrollo del sónar.

Estos materiales también tienen un uso cada vez más extendido en múltiples campos de la industria y se consideran fundamentales para el futuro de la industria y de la investigación.

Cada Freedom Driver dispone en su interior de una barra fabricada con GMM. Ejerciendo un campo magnético dinámico a esta barra (mediante una corriente eléctrica que fluye por un solenoide con la barra GMM centrada en el interior), la barra vibrará o se desplazará con una frecuencia hasta cien veces mayor que un material tradicional.

El empleo de esta tecnología permite reducir considerablemente su tamaño y limitar los elementos que lo componen, lo que redunda en una mayor fiabilidad respecto a otros dispositivos convencionales.